Estonia

Ruta de 7 días en coche por Estonia

Nuestro viaje empezó en Gdansk (Polonia), siguió por Turku y Helsinki (Finlandia) y llegó a Estonia, país elegido para explorarlo más a fondo y al que dedicaríamos más tiempo de nuestro viaje por esta parte de Europa. Nos propusimos hacer una ruta de 7 días en coche por Estonia y descubrir lo que tiene que ofrecer más allá de la preciosa Tallin. El 99 % de los turistas no sale de esta ciudad o se van a las otras capitales bálticas; es un país poco explorado, solo basta con buscar por internet y ver la escasa información o artículos de blogs que circulan en red.

La intención de este artículo es ayudar a aquellos que estén planeando visitar este país báltico tan poco explorado. En este post te muestro la ruta, en la que visitamos tanto ciudades como naturaleza y en el que doy consejos para comer, alojarse y aporto datos e información que te interesará si tienes planeado hacer algo parecido.

Tienes que tener en cuenta que Estonia es un país muuuy poco poblado y que es prácticamente plano, por lo que en cuanto sales de la capital, verás poco tráfico y gente, conducir por aquí es tremendamente fácil, apto para aquellos que teman conducir en ciudades grandes. Además, los estonios son muy respetuosos. Para saber qué visitar en Estonia, tuve que indagar a fondo por internet, por contenido que, sobre todo, está en inglés. Así es como decidimos cuáles serían nuestras paradas, nos basamos en lo que más nos llamaba la atención.


Nuestro viaje fue en invierno, por lo que el frío estuvo muy presente. Sin embargo, disfrutamos mucho los paisajes decorados con nieve y, por suerte, casi todos los días tuvimos días tranquilos y soleados, que lo hacía todo aún más bonito. ¡En primavera tiene que ser una pasada!

Tabla de contenidos

Mapa de la ruta de 7 días en coche por Estonia

A continuación, os dejo la ruta marcada en Google Maps, para que le echéis un ojo y os sirva de inspiración. La ruta la hicimos de forma circular, saliendo desde Tallin y acabando en Tallin. Al ser un país pequeñito, las distancias no son largas, por lo que los días se pueden aprovechar mucho.

Aquí abajo os describo todas y cada una de las paradas, dónde dormimos, qué comimos, dónde y cuánto nos costó el alquiler del coche, así como un poco de información general e historia. Empieza nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia.

Lo primero de todo (😉), un poco de historia

Estonia, nación ubicada en el noreste de Europa, es un país de la península báltica que tiene una historia rica y una belleza natural especial. Cuenta con una población de alrededor de 1.3 millones de habitantes y una extensión territorial de aproximadamente 45 000 kilómetros cuadrados.

La historia reciente de Estonia ha sido notable por su transición hacia la independencia y la modernidad. Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, Estonia recuperó su independencia, marcando el inicio de una nueva era. Desde entonces, el país ha experimentado un desarrollo económico y tecnológico espectacular, convirtiéndose en un líder digital en Europa. La adhesión a la Unión Europea en 2004 y a la OTAN en 2004 ha fortalecido aún más la posición de Estonia en la comunidad internacional. Ya no es ese país pobre de antaño y se ha puesto al nivel o incluso ha superado a muchos países del Viejo Continente.

Hoy en día se ha convertido en una especie de “paraíso” para la gente que quiere empezar o ya tiene un negocio, ya que la facilidad de montarlo todo online y las ventajas fiscales que ofrece son muy apetitosas. Esta razón ha atraído a un montón de teletrabajadores autónomos y a pequeñas empresas, aportando a la capital un aire cosmopolita muy interesante.

✨ Encuentra las mejores tarjetas bancarias para viajar en este artículo.


Con una mezcla única de encanto medieval en ciudades como Tallin y una apreciación moderna por la innovación, Estonia ofrece a los visitantes una experiencia única que combina la rica historia del pasado con la vibrante energía del presente. Su compromiso con la preservación de la cultura, el respeto por la naturaleza y la adaptabilidad a los desafíos contemporáneos hacen de Estonia un destino fascinante y dinámico en el corazón de Europa del Norte.

Ruta de 7 días en coche por Estonia

Día 1-3: Tallin, encanto medieval y modernidad

De Finlandia a Estonia en barco

Llegamos a Tallin en un viaje en ferry agradable desde Helsinki; fue muy fácil y lo usan mucho los filandeses para pasar un finde barato en la ciudad del otro lado del estrecho. Con decir que el alcohol y el tabaco son una barbaridad más baratos en los países bálticos, ya te lo digo todo. Escribiré todos los detalles de cómo compramos los billetes del barco que va desde Helsinki a Tallin y desde dónde se hace en otro post más adelante. Hay una conexión estonia-filandesa bastante interesante, no solo por la cercanía, también en su idioma y de una forma u otra, en el carácter.


Hotel en Tallin

En Tallin, comenzaría nuestra ruta por este pequeño país báltico. Antes de pillar el coche alquilado, dedicaríamos 3 días para descubrir tranquilamente esta ciudad, para que así nos diera tiempo a verla sin prisas y visitar más allá de lo típico. Para ello, nos quedamos en este hotel con una gran relación calidad-precio que encima incluye un buen desayuno bufé. Fue todo un acierto, ya que se encontraba muy cerca del centro histórico y era realmente barato. Lo que se dice bueno, bonito y barato. No es lujoso, pero es más que suficiente para estar a gusto y no dejarte mucho presupuesto.

✨ Reserva el hotel en Tallin en este enlace.


Visitando Tallin

Recorreríamos su casco histórico hasta conocérnoslo de memoria, comimos muy bien y barato (sobre todo después de haber estado unos días en Finlandia), estuvimos en miradores espectaculares, conocimos su interesante historia y nos quedamos boquiabiertos con su impresionante arquitectura. 3 días pueden parecer muchos para algunos, pero nos vinieron geniales para empaparnos de Estonia y estar sin prisas. Además, Tallin es un lugar precioso y encantador que invita a quedarse más tiempo. Las prisas ya las tendríamos durante la ruta en coche, ya que se presentaba un tanto ambiciosa; ¿saldría bien?


Aparte del casco histórico, nos dio tiempo a visitar lugares en los alrededores como el famoso barrio Kalamaja, con su arte bohemio y bares acogedores, y el parque Kadrioru, con sus edificios bonitos y zonas verdes extensas (aunque en la época que fuimos, la naturaleza estaba un poco muerta). Tuvimos la tentación de ir a la Torre de televisión de Tallin, el edificio más alto de Tallin al que se puede subir, pero nos pareció un poco caro y decidimos dedicar ese tiempo a otra cosa. La ciudad tiene muchas cosas para hacer, os dejo algunas cosas que podéis arreglar antes de vuestra llegada, para tenerlo todo mejor organizado y optimizar el tiempo.

Posibles tours que se pueden hacer por la ciudad

➡️Este tour te permitirá descubrir esta increíble ciudad Patrimonio de la Humanidad con un recorrido guiado en español para no perderte nada y para aprovechar el tiempo a tope, ya que dura 1 hora y media.

➡️Si te gustan las bicicletas, en este tour de 3 h tienes la opción de disfrutar de un paseo en bici con casco incluido por los principales atractivos turísticos de la capital de Estonia.

➡️¿Te apetece un paseíto en barco por la bahía? En este tour podrás disfrutar de la bonita vista privilegiada del skyline desde el mar por solo 17 €.

No me voy a detener mucho más en esta ciudad, porque da para un post extenso. Al ser plena temporada baja, pudimos visitarla sin masas y con toda la tranquilidad del mundo, aunque a veces pecó de estar el ambiente un poco muerto, todo hay que decirlo. Guías y posts sobre Tallin hay a patadas por internet, lo que no abunda es la información de rutas por el resto del país, así que me centraré más en esto. Sigue descubriendo cuál fue nuestro itinerario a continuación.

💳 La Tallinn Card

Una cosa que recomiendo hacer, es pillarse esta Tallinn Card para visitar la ciudad. Te servirá para aprovechar al máximo la estancia y te permitirá entrar ¡hasta en 40 atracciones! Tiene varias opciones, una opción de 24 h, otra de 48 h y otra de 72 h, por lo que depende de lo que te vayas a quedar por la ciudad. Está bien para no perderse sus lugares más famosos y otros menos conocidos, te hará ahorrar unos euros que puedes invertir en comida. 😉

Enlace con más fotos de nuestro paso por Tallín.


Alquiler del coche en Tallin

El coche lo alquilaríamos con una agencia local que encontramos en Google Maps. La verdad sea dicha, fue una compañía muy flexible y con buen precio con la que volveríamos a repetir. Nos dejaron hacer la reserva sin tarjeta de crédito, algo que era indispensable para nosotros en aquel momento, por eso no lo podíamos hacer por Rental Cars, está opción no nos la daba. Nos dieron un Skoda Fabia que iba como la seda. Perfecto para nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia.

El proceso fue muy rápido y efectivo. Al devolverlo, casi ni miraron el coche. Su puntuación en Google Maps dice mucho de ello y de su reputación. Se llama Sir Autorent OÜ, os lo dejo por aquí por si os interesa (¡publicidad gratuita y sin afiliados! 😉).

Si lo quieres hacer más fácil y la tarjeta de crédito no es ningún problema, también puedes buscar aquí:


Día 4: Naturaleza y castillos de camino a Narva

Cascada de Jägala, parada en nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia

La primera parada desde que salimos de Tallin sería cerquita, a tan solo media hora en coche. La cascada de Jägala es la más grande de Estonia y en aquel momento iba bien cargada de agua, con partes congeladas del frío que hacía. Nos pillaba de camino a nuestro destino protagonista del día, el parque nacional de Lahemaa.

Es una corta, pero interesante parada para empezar a descubrir las joyas que esconde este pequeño y bastante despoblado país. Es muy fácil de llegar y se puede visitar desde ambas orillas del río, sin tener que hacer ninguna caminata. Straight to the point.


Nos quedamos un buen rato admirando cómo caía tal cantidad el agua, las zonas de agua congelada y cómo soltaba una especie de espuma blanca, suponemos que por la vegetación del río.

➡️ También es posible visitar estas cascadas desde Tallin con un tour si no tienes pensado alquilar un coche, para ello te recomiendo pillar este tour. Te recogen en el hotel, te llevan en minibús y te dan comida tipo picnic.

✨ Excursión a la cascada de Jägala desde Tallin en este enlace.


Enlace con más fotos de nuestro paso por las cascadas de Jägala


Parque nacional de Lahemaa, ruta de 7 días en coche por Estonia

Viru Borg

El parque nacional de Lahemaa es el más famoso del país. Sus grandes extensiones naturales se entienden por gran parte de su geografía, y es tan grande, que se le considera como uno de los pulmones de toda Europa. Dispone de unas 20 rutas, pero quizás la más famosa y recomendable de todas sea la de Viru Borg Nature Trail, una ruta bastante plana (en Estonia no verás montañas en el horizonte, al menos por el norte).

El paisaje nevado y los bosques frondosos, acompañado de las charcas que allí se crean y el sendero bonito que han instalado por todo ello, hace que se convierta en un paseo de lo más agradable y fotogénico.


Info clave del parque nacional de Lahemaa

El parque nacional de Lahemaa, con una extensión de 725 km², se encuentra a unos 70 km al este de Tallin. En 1971, obtuvo la distinción de ser el primer parque nacional de la Unión Soviética. Más del 70 % de su territorio está cubierto por densos bosques, mientras que en su interior alberga siete ríos, numerosos pantanos, una gran variedad de flora y fauna, así como una extensa franja costera.


Aparcamos en el mismo inicio del sendero, donde hay un cartel de información y unos baños (en el mapa de la ruta podéis encontrar dónde es exactamente). El terreno al principio estaba totalmente congelado, por lo que los resbalones fueron inevitables con nuestras botas normales. La ruta es de unos 6 km y la parte de los charcos, la más interesante, se hace de forma circular. En este enlace podéis consultar el mapa y más información al respecto.


Para resumir el fenómeno, los charcos en el sendero del Viru Bog se forman debido a la combinación de un suelo de turbera con la capacidad de retención de agua, la topografía específica del pantano y las condiciones climáticas que contribuyen a la acumulación de agua en ciertas áreas.

Por esta curiosa zona, hay un mirador donde se puede ver gran parte del parque nacional, una vista realmente bonita. No nos cruzamos prácticamente con nadie. Menos mal. porque las pasarelas que han montado sobre el agua son realmente estrechas y, con mucha gente, seguro que se crea mucho tráfico y tapones. Me imagino que en verano se formará una buena por aquí.

➡️ También es posible visitar el parque nacional Lahemaa desde Tallin con un tour si no tienes pensado alquilar un coche, para ello te recomiendo pillar este tour de 7 horas que incluye los traslados y el guía.

✨ Excursión al parque nacional Lahemaa desde Tallin en este enlace.

Enlace con más fotos de nuestro paso por el parque nacional Lahemaa

Altja, destacado en nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia

No conformes con la ruta de Viru Borg, nos adentramos por el parque por carreteras cubiertas de nieve por un paisaje invernal de ensueño, aunque un poco cagados por el riesgo de quedarnos atrapados en la carretera por la nieve. Finalmente, llegamos sanos y salvos a Altja, una pequeñísima localidad pesquera con vistas al mar Báltico muy especial.


Allí haríamos otra caminata corta que nos llevaría por la arquitectura especial del pequeño pueblo pesquero, que nos llevaría por la costa nevada con piedras o “boulders” que se dejaron con el retroceso de los glaciares tras la última glaciación y por su bosque con un río de color tinto muy curioso.


Fue todo un acierto desviarnos hasta aquí, ya que es precioso y se ve en un rato. Con ello, se nos quedaría una visita más completa a este parque nacional tan especial, partíamos con buen sabor de boca y con los deberes hechos.

Tras esta doble visita por el parque nacional de Lahemaa, llegamos hasta la localidad de Rakvere, ya más cerca de nuestro destino final del día, Narva (ya en frontera con Rusia). Lo primero que haríamos sería tomarnos un cafelazo y un postre en un bar acogedor llamado Art Café, también para escapar del terrible frío que nos estaba haciendo.

Una vez entrados en calor, fuimos a visitar la parte más interesante de esta ciudad en la colina Vallimägi: su castillo. Una edificación de piedra que se construyó antes de 1226, en el lugar que ocupaba la fortaleza de los antiguos vironianos, conocida como Rakovor. La imagen del castillo en lo alto del lugar es bastante espectacular. Fue un importante centro militar y estratégico durante la Edad Media.


Por desgracia, no pudimos visitarlo por dentro al estar ya cerrado, pero nos dimos un paseo por la parte alta, desde donde se tienen buenas vistas del centro y donde hay una estatua llamada Tarvas, que tiene la forma de un aurochs o uro, una especie de toro salvaje muy grande que habitó Europa y Asia antes de su extinción, nuestro toro bravo se queda en nada ante esta bestia. La estatua es todo un emblema de la ciudad y representa el protagonismo que tuvo esta impresionante bestia por la zona.

También recorrimos el centro histórico y disfrutamos de su calle más famosa, donde se encuentran los edificios típicos más bonitos, la calle Pikk. Si vienes, no te la pierdas, ¡es un lugar muy pintoresco! Seguro que con buen tiempo se disfruta más, nuestro día gris no ayudó mucho. Eso sí, la noche anterior nevó algo y el paisaje con nieve también se quedó muy bonito.


Enlace a más fotos de nuestro paso por Rakvere en nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia.

Narva

Tras el ajetreado día lleno de visitas, condujimos desde Rakvere hasta Narva durante 1h30 aproximadamente, donde ya iríamos directamente al hotel para entrar en calor y dormir. La sensación de conducir dirección Rusia fue un tanto especial, con los carteles indicando San Petersburgo a unos pocos kilómetros, sobre todo por cómo está la situación actual con Ucrania.

¿Rusos en Narva?

El hotel que escogimos era del clásico de estilo ruso, es decir, bastante cursi. Sin embargo, estaba muy bien, era acogedor e incluía un desayuno generoso, así que lo recomiendo bastante. Si quieres vivir una experiencia rusa en esta ciudad con mucho aire ruso, podéis echarle un ojo a este hotel llamado Central Hotel.

✨ Encuentra nuestro hotel en Narva en este enlace


En este hotel todos hablaban ruso; es fácil de distinguir del estonio. Nos sorprendió la cantidad de rusoparlantes que hay por Estonia, es una cosa que desconocía por completo. En Estonia es sabido que hay bastantes antirusos y, por ende, proeuropeos. Sin embargo, también hay mucha gente con raíces rusas que defienden más al otro bando, y de eso no se habla mucho. Espero que estas diferencias de ideales no compromentan al futuro, visto lo visto. La impresión que nos dio es que viven en perfecta armonía.

Antes de irnos a dormir, salimos a darnos una vuelta en la oscuridad para ver si pillábamos algo para comer. Acabamos en un centro comercial pequeño, pero ya estaba casi todo cerrado. Al final acabamos comprando algo de comida en un Lidl que también había cerca. ¡Larga vida a los Lidl! Siempre dispuestos a sacarte de un apuro. 🙂

De visita por Narva

Al día siguiente, con la panza repleta del desayuno del hotel, salimos a la calle a descubrir Narva. Esta ciudad es la tercera más habitada del país, después de Tallín y Tartu. Su nombre se lo debe al río Narva, que al mismo tiempo hace de frontera natural con su vecino gigante, Rusia. La ciudad se construyó alrededor del castillo de Hermann, creado por los daneses en el siglo XIII. La historia de Narva ha sido bastante cambiante, pues pasó por manos de muchas civilizaciones, como la Orden de Livonia, el Imperio sueco, el Imperio ruso y la Unión Soviética hasta la proclamación de la independencia de Estonia, a la que pertenece hoy en día.

Dimos un paseo por su centro y su plaza del Ayuntamiento (de arquitectura un tanto peculiar) y desde allí fuimos a la fortaleza que hay junto al río, donde se pueden visitar unas casamatas (una especie de búnker). Desde allí, se puede ver Rusia perfectamente al otro lado del río, en concreto la ciudad de Ivángorod y su imponente castillo (más que el de Narva 🙂). Todo estaba supertranquilo. El río tiene un paseo a sus orillas donde vimos a bastantes pescadores y gente haciendo deporte.

Paseo con vistas a Rusia

Este mismo paseo fluvial pasa por debajo del puente que cruza al río y por donde se entra en Rusia. Para nuestra sorpresa, había bastante tráfico de personas y vehículos, parece que la guerra no está afectando demasiado por aquí. Más adelante, nos enteramos de que en realidad es posible entrar a Rusia por tierra si se saca el visado de antemano. De haberlo sabido antes, igual hubiéramos ido a San Petersburgo, ya que se encuentra bastante cerca de este punto. Algún día…

Desde un banco de Estonia con vistas a Rusia, al castillo de Ivángorod

La vista de los dos castillos, uno enfrente del otro y separados por el río, es bastante espectacular. Sin duda, lo mejor que ver en Narva. Una vez hecho este bonito paseo, nos adentramos de nuevo por Narva para visitar alguna iglesia que otra y vivir el típico ambiente fronterizo con las innumerables tiendas de cambio de divisa. Por esta zona, también nos metimos en una cafetería acogedora y barata donde también se puede almorzar. Las buenas cafeterías nunca faltan en Estonia. Se llama Bublik, os la dejo aquí por aquí por si os interesa.

El castillo de Hermann también se puede visitar, pero nos pareció bastante caro: 15 €. Tampoco teníamos mucho tiempo más, ya que teníamos que conducir hasta Tartu. Aquí podéis ver más información oficial del castillo y sus precios.

Enlace con más fotos de nuestro paso por NARVA en ruta de 7 días en coche por Estonia.

Día 5: Pasando por el lago Peipus y llegada a Tartu

Mustvee (lago Peipus)

Con una mañana nos bastó para ver lo que queríamos en Narva, así que salimos dirección sur dirección Tartu, pero haciendo parada antes en una localidad del lago Peipus, Mustvee. Queríamos aprovechar que pasábamos justo por allí.

La Batalla del Hielo

Este lago es el cuarto más grande de Europa y es famoso por la batalla del 5 de abril de 1242. A esta batalla se la conoció como la Batalla del Hielo, ya que se libró sobre el mismo lago congelado. En ella, se enfrentaron los cruzados católicos de la Orden Teutónica y las tropas ortodoxas de la República de Nóvgorod. ¿Te imaginas una batalla en mitad del lago? Debió ser algo increíble. Os dejo un vídeo donde explican el fondo de esta famosa batalla:

Además, este enorme lago sirve de frontera natural, como el río Narva. La mayor parte del lago se encuentra en territorio estonio, pero una parte significativa también se extiende hacia Rusia.

Cuando nosotros estuvimos, estaba también casi totalmente congelado y su horizonte era infinito. Al otro lado de este lago, también se encuentra Rusia, aunque no se divisa al estar mucho más lejos que desde Narva, no se llega a ver la otra orilla. Me daban ganas de ponerme unos patines de hielo y lanzarme sobre el lago. El movimiento de sus aguas hace que se creen como unas fisuras y acumulaciones de hielo bastante espectaculares.

Este pueblo tampoco es que tenga mucho que ver aparte del lago. Nos dimos una vuelta por sus calles, donde visitamos un bonito templo ortodoxo y comimos algo que llevábamos con nosotros en su tranquilo paseo que hay pegado al lago. El tiempo de este día era frío, pero con un solazo que nos daba la vida.

Enlace con más fotos de nuestro paso por Mustvee.

Tartu (llegada el día 5 y salida el 6)

Y por fin llegamos a la ciudad universitaria de Tartu, la segunda ciudad más importante del país y también de las más bonitas. Aún nos quedaría la tarde para darnos una vuelta por ella y descubrirla, y también contaríamos con la mañana siguiente, que la dedicaríamos más a fondo. ¡Poco se habla de este lugar!

¿Dónde nos alojamos en Tartu?

Lo primero que haríamos sería hacer check-in en nuestro buen hotel, que queda a un paseo del mismo centro. Para aparcar, lo hicimos gratis en el mismo aparcamiento del hotel, más fácil que si tuviéramos el hotel en el centro histórico; fue una de las razones para pillarlo. Os dejo el lugar para que podáis considerarlo. El hotel es muy nuevo, limpísimo, con vistas y tiene todo lo que puedas necesitar. Además, está bastante bien de precio, ¡lo recomiendo mucho!:

✨ Reserva el hotel en Tartu en este enlace.


Gastrorecomendación de nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia

Tras darnos nuestro primer paseo en esta coqueta ciudad, acabamos en una cadena donde ponen unas pizzas y pastas de escándalo a un buen precio. Esta cadena se llama Da Vinci (¡fotos en el enlace correspondiente de abajo!) y la recomiendo mucho si no sabes bien qué comer (la gastronomía estonia no es uno de sus fuertes, al menos así me pareció).


Tartu, la ciudad más antigua de los bálticos

El día siguiente lo dedicaríamos a visitar Tartu más en condiciones. Tartu es la ciudad más antigua de los países bálticos y, además, se trata de la ciudad con una de las universidades más antiguas de Europa (1632). Como buena ciudad universitaria, se ve mucha juventud por sus calles y, por tanto, tiene multitud de bares y discotecas. También alberga muchos museos, entre ellos el gran Museo Nacional de Estonia; una pena que no tuviéramos tiempo para ello, porque pinta impresionante. Suele considerarse como la capital cultural intelectual del país; es más, este año es muy especial para la ciudad, ya que Tartu será la ciudad europea de la cultura de 2024.

Plaza del ayuntamiento y su famosa estatua

Lo primero de todo fue pasar por su plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra la estatua más famosa de la ciudad, que traducido sería algo así como la “Estatua de los Estudiantes Besándose”, al verla verás el motivo del nombre (puedes verla en la foto de arriba). Por este lugar hay un montón de bares y sitios para comer, así que no está de más pasar por este lugar cuando se tiene hambre.

El parque Toomemäe

Tras visitar su parte más antigua, subimos a uno de sus puntos fuertes, el extenso parque Toomemäe, conocido como “la colina del castillo”. En este lugar, lo mejor que se puede hacer es visitar su impresionante catedral del siglo XIII que acabó en ruinas tras un incendio en el siglo XVII (la primera foto de arriba). Es sin duda es una de las mejores cosas que vimos en nuestra ruta de 7 días en coche por Estonia. Aunque está en ruinas, sorprende meterse por su interior y mirar hacia arriba.

En este parque también se encuentra el Museo de la Universidad de Tartu, una estatua de un científico estonio muy famoso y vistas a toda la ciudad, sin duda merece la pena el esfuerzo para subir hasta aquí.

Supilinn, el barrio de la sopa

Desde el parque nos dirigimos cuesta abajo para visitar este curioso barrio de Tartu, llamado Supilinn. Este nombre significa literalmente “el pueblo de la sopa“, ¡donde hasta las calles tienen nombre de hortalizas! Puedes caminar por la “calle de la Patata”, de la “alubia” o del “guisante”. Este barrio se originó en el siglo XIX con el fin de alojar a los trabajadores de una fábrica de cerveza cercana llamada A. Le Coq, cuando simplemente era un ghetto con calles sin asfaltar y llenas de barro. Los abundantes suelos fértiles del río se transformaron en campos de cultivo destinados a este tipo de alimentos, lo que provocó que los residentes decidieran bautizar sus calles de esa manera. Soportó bien bombardeos de la II Guerra Mundial y hoy en día se ha convertido en uno de los sitios favoritos en el que vivir para la gente local.

Su arquitectura es bastante peculiar y bonita, con casas de madera, como se suele ver por Estonia y con bastante personalidad y muchos colores. La calle Herne, que significa guisante, es una de las calles más destacadas para explorar. En una de las calles laterales también encontrarás la especial “casa azul”.

Otros sitios de interés

Ya no nos quedaba mucho más tiempo, así que nos fuimos a comer y a pasear más por el casco antiguo. Sin embargo, si tenéis tiempo, podéis visitar los demás sitios populares de la ciudad como el barrio de Karlova, el arte callejero, la “Casa al revés” o “Upside Down House”, que solo vimos por fuera, dar un paseo por el río Emajõgi, subir a la iglesia Jaani, visitar el Jardín Botánico (pegado al “pueblo de la sopa”) o la fábrica Aparaaditehas. ¡En esta ciudad se pueden echar un par de días completos sin aburrirse!

La Casa Alrevés de Tartu
La Casa al revés de Tartu

Tip: comer en el restaurante Krempel

En pleno centro de Tartu, comimos en un lugar que nos encantó, ya que es un lugar muy acogedor y la comida estaba muy buena. Tuvimos que esperar un poco para pillar mesa, pero la espera mereció la pena. Este sitio se llama Krempel, y está en la calle Gildi, en pleno centro histórico.

Enlace con más fotos de nuestro paso por Tartu de la ruta de 7 días en coche por Estonia.

Día 6: Tartu y Pärnu

Pärnu (llegada el día 6 y salida el 7)

De Tartu nos fuimos a Pärnu, donde haríamos la misma operación que el día anterior. Llegamos a la hora de comer y nos quedamos una noche en un hotel un poco a las afueras, al otro lado del río homónimo. Al llegar, nos metimos directamente en nuestro hotel apartamento que encontramos por Booking a buen precio para dejar nuestras cosas y salimos directamente a descubrir esta pequeña ciudad costera. Esta ciudad es conocida por ser el lugar por excelencia de veraneo de los estonios y por la bonita arquitectura de su pequeño centro histórico.

El tiempo acompañaba y, a pesar del frío, con el sol se estaba bastante mejor que hace dos días, se notaba que la primavera estaba más cerca. La verdad es que es un lugar que se puede ver en una tarde, ya que no abundan los lugares para visitar. Además, al ser plena temporada baja, estaba todo un poco demasiado muerto (esto lo vimos generalmente por toda Estonia). De todas formas, aprovechamos bien y lo disfrutamos igualmente.

Tip: restaurante Nikolai Lethla, ruta de 7 días en coche por Estonia

Primero, nos fuimos directamente al centro histórico para comer en un sitio que nos gustó bastante, aunque fueron bastante lentos en atender, este sitio se llama Nikolai Lethla y comimos gastronomía típica estonia que no estuvo nada mal.

Casco antiguo medieval de Pärnu

Del casco antiguo, lo más destacable es la calle peatonal Rüütli, que es la arteria principal donde se encuentra la mayoría de tiendas, sitios para comer y, en definitiva, ambientillo. En una entrecalle de por aquí, se puede ver un edificio histórico llamado la Torre Roja (aunque de este color solo tiene su tejado), que formó parte de las murallas defensivas y la cual se usó como prisión en el siglo XV. Se trata del edificio más antiguo de la ciudad.

Siguiendo la calle llegamos a la plaza de mismo nombre, la Rüütli Plats, donde se puede ver un memorial a los Fundadores de Estonia. La plaza no es que sea gran cosa, pero es importante porque fue donde se declaró la independencia del país desde el balcón del Teatro Endla, situado justo al lado. Por allí también se puede visitar el Museo de Arte Nuevo.

En el centro hay 3 iglesias, pero sobre todo destaca la iglesia ortodoxa que se llama Santa Catalina. Data del año 1786 y su nombre se debe a que su construcción fue ordenada por la emperatriz Catalina II, ahí es nada.

Playa y paseo marítimo

Del centro hay un corto paseo hasta la playa. Se considera como la playa más grande y bonita de Estonia. Aquí nos daríamos un pateo importante, y es que la playa es grandísima. Como hacía muy buen tiempo, fue ideal para visitarla. Al final de la playa, nos encontramos con una plataforma de observación curiosa y, para volver, lo hicimos por su paseo marítimo y por el parque Ranna. Nada destacable, solo es interesante por si quieres tener tu experiencia de playa en el mar Báltico y mezclarte con los locales.

Esta ciudad vacacional también es conocida por sus spas, ¡tiene hasta 9 para elegir! Si nos hubiéramos quedado más tiempo, seguramente habría caído una visita. 😜

Enlace con más fotos de nuestro paso por Pärnu

Día 7 de la ruta en coche por Estonia: de vuelta a Tallin pasando por Haapsalu

Haapsalu

A 1h30 en coche aproximadamente de Pärnu, se encuentra la localidad de Haapsalu, una ciudad al oeste de Estonia que es capital del condado de Lääne. Se trata de otro lugar vacacional para estonios que tiene un castillo muy bonito y que antaño servía de lugar de vacaciones de la aristocracia rusa. Se la conoce como la “Venecia del Báltico”, lo sé, este mote está muy visto ya, pero dice mucho de lo que te puedes encontrar. 🙂

Mucha gente pasa por aquí porque también se encuentra cerca para visitar la isla de Saaremaa. Nosotros la descartamos por falta de tiempo, pero tiene muy buena pinta. Si andas con más tiempo que nosotros, lo podrías incluir en el itinerario.

El castillo de Haapsalu

Pudimos aparcar muy fácil y gratis en pleno centro, ya que es una ciudad bastante pequeña y, en invierno, no hay mucho movimiento. El castillo estaba justo al lado del coche, así que lo primero que hicimos fue ir a visitarlo. Esta fortaleza medieval episcopal del siglo XIII está dotada de una catedral adyacente y está cargada de historia, lo cual permite adentrarse en el intrigante pasado de Estonia. Una vez dentro, se puede pasear por sus murallas, las mazmorras y se puede subir a su torre de vigilancia, desde donde se obtienen bonitas vistas de la ciudad. Lo malo: la entrada cuesta 12 €, aunque se puede entrar en la explanada y visitar desde fuera sus diferentes lugares.


Catedral (gratis)

Junto al castillo y en el mismo recinto, se encuentra una bonita catedral gótica. Cuando llegamos, justo estaban celebrando una misa, así que nos colamos y nos sentamos allí para verla un poco. Siempre me parece curioso observar cómo la gente vive sus creencias en diferentes partes del mundo. Además, en este lugar también se cuenta una leyenda que llama la atención.


La leyenda de la Dama Blanca

Esta catedral gótica cuenta con una leyenda curiosa, de la que incluso hacen un festival en agosto. La leyenda de la “Dama Blanca” cuenta que en este castillo, al ser un lugar al que solo podían acceder hombres, hubo una mujer que se vestía de hombre para poder estar junto a su amado, un sacerdote. Cuando descubrieron el secreto, encerraron a la dama entre ladrillos en las murallas del castillo. Pues bien, hoy en día existe la creencia de que esta desdichada “Dama Blanca” aparece en la ventana del baptisterio del castillo en las noches de luna llena de agosto. La leyenda se ha hecho tan popular, que hasta celebran el Festival de la Dama Blanca en agosto, al que acuden muchos estonios con la esperanza de vislumbrar a esta misteriosa mujer.


Paseo marítimo de Haapsalu, ruta de 7 días en coche por Estonia

Desde el castillo nos fuimos a pasear por su paseo. Una vez más, nos hizo un día espectacular, por lo que era una buena opción. Este coqueto paseo nos gustó más que el de Pärnu del día anterior, ya que está más concentrado y está más cerca del mar. Sin duda, una de las mejores cosas que hacer en Haapsalu. Este pintoresco paseo marítimo, adornado con encantadores bancos de madera, es el lugar perfecto para relajarse. Es conocido porque aquí se alojó en 1867 el famoso compositor ruso, Piotr Ilich Chaikovski, a quien le encantaba contemplar el amanecer desde la orilla y maravillarse con los cisnes. Es más, para honrar su visita, pusieron un banco con su nombre en pleno paseo, si pasas, ¡fíjate bien!

Las vistas al mar son muy bonitas y es un lugar perfecto para observar aves. Vimos muchos locales con prismáticos y el lugar estaba lleno de pájaros que nunca había visto, es un lugar muy relajante.

Centro histórico

La verdad es que el centro histórico se ve en un momento, es muy pequeño. Pero es muy bonito y fotogénico, también es el lugar ideal para comer algo. Nosotros paramos en una especie de panadería cafetería para comernos un bollo y un café. Nos gustó mucho, así que te lo recomendamos. Tienen pan fresco y bollería que seguro que te entra por los ojos. Es perfecto para darse un descanso y comer algo típico de la gastronomía estonia. Se llama Müüriääre Pagar.

Enlace con más fotos de nuestro paso por Haapsalu de la ruta de 7 días en coche por Estonia.

Una vez visto lo que queríamos ver, salimos de vuelta a nuestra querida Tallin para poner fin a nuestra ruta en coche de 7 días por Estonia. En menos de dos horas ya estábamos devolviendo el coche en la oficina y haciendo checkin en el hotel. La última tarde la dedicaríamos para darnos una pequeña última vuelta por la capital, comer bien y descansar de todo el trajín. Nuestro viaje por Estonia se acababa, pero al día siguiente iriamos hasta Riga para pasar una noche y volar ya de vuelta a España.

📒Organiza tu viaje a Estonia con la siguiente ayuda

🛏️ Encuentra la mejor oferta hotelera en Estonia al mejor precio aquí

🌟 Reserva las excursiones/tours disponibles, tickets y traslados para Estonia aquí

🛩️ Encuentra los vuelos más baratos a Estonia en el mejor buscador aquí o aquí.

💊 Aprovecha el 5 % de descuento del seguro médico de Mondo aquí, solo por ser lector del blog

💳 Hazte con una tarjeta bancaria N26 aquí o con una de Revolut aquí, dos de las mejores opciones que hay para viajar en cualquier lugar del mundo


Si este artículo te ha servido de ayuda y quieres agradecerlo de alguna forma. Puedes donar 1 € (o lo que veas oportuno) al pinchar en el siguiente botón a través de Paypal. Esto me servirá para seguir escribiendo en el blog y poder mantenerlo.

¡Te estaré enormemente agradecido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *